martes, 1 de diciembre de 2009

Para ser letrados...RESUMEN COMENTADO

Universidad Pedagógica Experimental Libertador

Instituto Pedagógico de Caracas

Subprograma de Especialización en Lectura y Escritura

Curso: Fundamentos Pedagógicos de la Lectura y la Escritura1

Profesora: Angélica Silva

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

      Participante: Haidee Carolina Pineda Ávila

Cohorte: 2009-III

Resumen comentado de los capítulos 1 y 2

  1. Referencia:

    Cassany, D. (Comp.). (2009) Para ser letrados. Voces y miradas sobre la lectura. Barcelona: Paidos.

  1. Vocabulario especializado, conceptos y temas de interés tratados en los capítulos:

    • Código escrito y procesos cognitivos: según la mirada psicolingüística el contenido del texto es el resultado de aplicar los procesos de decodificación. Los procesos cognitivos, por el contrario, son procesos más complejos que corresponden al procesamiento de información de forma más profunda (inferir y anticipar el contenido, analizarlo, compararlo).

    • Literacidad: implica una manera de usar la lectura y la escritura con un objetivo social. La literacidad, que implica dominio sobre la lectura y la escritura, es vista como un conjunto de prácticas letradas generadas en un contexto institucional específico (escuela, comunidad, iglesia, familia) donde interactúan diversos saberes y experiencias.

    • Inferencias: desarrollo de las capacidades cognitivas para construir significados, partiendo del conocimiento previo que existe en la memoria a largo plazo.

    • Prácticas letradas: prácticas que involucran valores, actitudes, sentimientos y relaciones sociales.

    • Prácticas letradas vernáculas o autogeneradas: actividades donde no existe la regulación institucional y que forman parte de la cotidianidad del individuo.


III. Resumen comentado de los capítulos 1 y 2:

En el capítulo 1, Miradas y propuestas sobre la lectura, Daniel Cassany y Cristina Aliagas Marín refieren, de forma esquemática, las concepciones más importantes que se han desarrollado sobre la lectura desde tres perspectivas, a saber: lingüística, psicolingüística y sociocultural. Por consiguiente, el código escrito, los procesos cognitivos y las prácticas letradas constituyen el objeto de estudio desde cada una de estas perspectivas. Cada concepción postula propuestas educativas que involucran diferentes contextos institucionales donde se desenvuelve el lector. De acuerdo con: (a) una perspectiva lingüística de aprender a leer el código escrito la lectura consiste en el procesamiento técnico de las letras, b) el enfoque de una perspectiva psicolingüista, que sostiene que leer constituye un proceso de desarrollo de las herramientas cognoscitivas (conocimiento previo e inferencia) para la construcción del significado, y (c) una propuesta sociocultural que considera que la lectura debe realizarse dentro del marco de una práctica social, vinculada a una institución y a unos valores que sugieren la adopción de un rol o postura crítica del lector. En el mismo orden de ideas, el capítulo 2, La literacidad o que la gente hace con la lectura, Virginia Zavala a través de la compilación de Daniel Cassany reitera la importancia de leer y escribir como actividades sociales. La literacidad implica el uso de ambos procesos con un propósito social. También señala el valor educativo de las prácticas letradas autogestionadas y su vinculación con las prácticas letradas escolares con el objetivo de generar motivación e interés por la lectura. Para finalizar, el compilador presenta las implicaciones didácticas de incorporar el uso de las prácticas letradas en la escuela replanteando la utilización de los textos desde una perspectiva crítica y social, para reconocer que leer y escribir no supone una habilidad universal.

IV. Comentario crítico:

En línea general, me identifico con el texto leído porque considero que es imposible pensar en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lectura y la escritura como un hecho aislado de la vida del ser humano. Leemos para conocer el mundo partiendo de nuestras experiencias previas. Cuando leemos construimos un universo de saberes internos configurando nuestros valores y pensamientos desde diversas perspectivas sociales aprendidas desde nuestro entorno. La lectura se convierte, entonces, en un acto crítico cuando la vinculamos con nuestras experiencias de vida.

La meta real de leer y escribir trasciende la necesidad del ámbito escolar. Si la escuela no es consciente de las necesidades sociales de un individuo, si no existen o se desconocen los objetivos de realizar las prácticas de lectura y escritura partiendo de la perspectiva lingüística, psicolingüística o sociocultural podría decirse entonces que los resultados siempre serán desalentadores. Leer es un acto complejo que implica el conocimiento de un código, de una estructura cognitiva y de un contexto sociocultural específico que da forma y sentido al proceso de lectura.

Los objetivos de leer críticamente deben estar claros para el docente al orientar el proceso del alumno. Es importante valerse de las prácticas letradas autogestionadas como punto de partida para despertar el interés por la lectura. Recordar lo que el alumno realiza fuera de la institución escolar en materia de lectura y escritura es una estrategia valiosa para el docente que desea generar en el estudiante un aprendizaje significativo. Para el aprendiz, tanto la lectura como la escritura deberían provocar un encuentro real entre el saber académico y el saber de su mundo interno.

En conclusión, la escuela debería acercarse a las necesidades de las personas, entender el valor real de los propósitos educativos de la comunicación oral y escrita y de las implicaciones de crear lectores y escritores críticos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada